2 dic. 2015

Camino

Ocres y grises se agitan con cada paso mientras llego a mi destino. 
El silencio es tan hondo, que me siento dentro de una débil burbuja en reposo. 
La ciudad todavía duerme y apenas calientan mis pasos unos rayos fríos, que se agostan antes de tocar mi piel.

©hilosylaberintos

No hay comentarios:

Publicar un comentario