25 oct. 2014

ríos y fulgores...

Sueño ríos suaves. 
Sueño con dientes de león, con mi lento caminar descalzo entre la hierba. 
Voy entrelazando deseos y urdo una trenza infinita.



Río Ródano, inmenso, a su paso por Arles (Francia). Imagen ©Hilosylaberintos.


Hay libros que se vuelven especiales porque se acercan a tu alma como ningún otro lo hace. Entre sus páginas re encuentras y evocas personajes y situaciones que pareces conocer, que identificas desde lo mas profundo de tu ser. Es un hallazgo afortunado. Y quizás pocas personas mas, si leen el mismo libro, puedan sentirse traspasadas. 

Cuando vuelva a pasar tus páginas, cuando te descubra de nuevo, ¿sentiré esa dulce evocación de antaño?


EL FULGOR, José Ángel Valente. 



Latitud

No quiero más que estar sobre tu cuerpo
como lagarto al sol los días de tristeza.

                                    José Ángel Valente